Noticias

Lanzar el envío en el mejor momento

 Email MarketingYa tenemos el mensaje y los destinatarios listos para hacer la campaña; también tenemos la empresa encargada del envío masivo  y las pruebas realizadas. Ahora lo único que nos queda es lanzar  nuestra campaña… pero ¿Cuándo?¿Cuál es el mejor momento del día y de la semana para poder tener más porcentaje de aberturas?
En este último paso tenemos que utilizar un poco la lógica y pensar cuál es el mejor momento para enviar nuestra campaña tanto para enviarla a particulares como a empresas.
En este punto hay que tener en cuenta que el destinatario puede leer el mensaje cuando quiera, pero no es lo mismo que esta persona abra el email y tenga 30 mensajes acumulados por leer (entre ellos el nuestro), o bien que el destinatario tenga la bandeja de entrada vacía y en este momento llegue nuestro mensaje.  
Puede parecer un dato curioso pero controlando bien este punto podemos tener un ratio de aberturas muy superior que enviando el mismo mensaje a los mismos destinatarios pero en diferentes horas o días de la semana.

Particulares:
Después de varias pruebas y años trabajando en esto, vemos que el mejor momento para enviar emails a particulares es después de las 22:00 de la noche, cuando posiblemente hace un tiempo que entró a su correo y ya no tiene mensajes por leer. De esa forma, dispone de más tiempo para dedicarle a su mensaje.

Por otra parte cabe mencionar que este mercado está cambiando, porque cada día más usuarios leen su email desde el móvil, por lo que este horario ya deja de ser fiable al tener las 24 horas del día acceso a nuestro email.
Lo ideal sería tener un filtro para saber a quién corresponden los emails de particulares: si trabajan o no, si estudian, la edad, el sexo, etc. Con estos filtros es más fácil acertar en cuál es el mejor horario para hacer el envío.

Empresas:
Cuando tenemos que hacer un envío masivo a empresas, tenemos que tener en cuenta los mismos aspectos que en el punto anterior; es decir, intentar no estar en la bandeja de entrada del destinatario con otras decenas de emails.  
Por lo que desaconsejamos enviar emails los fines de semanas, festivos, puentes o las vísperas de éstos, ya que aunque el día anterior se trabaje nadie presta atención al correo pues está pensando en los días festivos que vienen por delante no en las horas que quedan de trabajo… (typical Spanish…).

También deberíamos evitar los primeros días después de estas fiestas y los lunes, ya que hay una gran cantidad de emails y la persona encargada de leerlos, al ver tantos, no los mira con la atención necesaria y sólo leyendo el asunto ya muchos son descartados y terminan en la papelera.

Por lo tanto recomendamos hacer los envíos los martes, miércoles y jueves.  
En cuanto al horario, deberíamos enviar los emails por la mañana después de la primera hora de trabajo, pues aquí es cuando tenemos la mente más activa. Desde aproximadamente las 10:00 hasta las 13:00 hrs es un buen intervalo de tiempo. Después de esta hora estamos pensando en comer y nuestra mente está menos activa para leer correos.
Después de comer, para aquellas empresas que hacen jornada partida, entre las 15:00 y las 18:00 hrs también son buenas horas para enviar los emails.

De todas formas tenga en cuenta que estos horarios sólo son recomendaciones para tener un porcentaje superior de aberturas, basadas en muchas pruebas y años dedicándonos al email marketing. Aunque tenga en cuenta que es usted quién decide cuándo desea lanzar la campaña ya que conoce el sector al cual quiere enviarla  y puede sopesar cuál puede ser el mejor momento para el envío.

Por ejemplo, pudiera darse el caso que en su sector tuviera más éxito la campaña dentro del fin de semana que en los horarios que recomendamos.

Sobre la ley LOPD

Las empresas que figuran en nuestros listados no son de carácter confidencial puesto que han sido captadas de lugares de público acceso, publicado en papel, vía internet, catálogos de ferias, o facilitados por las mismas empresas. Por lo cual estos datos no atentan contra el honor e intimidad personal.